COMO DESCUBRIR LA MEDINA DE FEZ, MARRUECOS

COMO DESCUBRIR LA MEDINA DE FEZ, MARRUECOS
30 septiembre, 2018 Karmen Salas
In ÁFRICA, MARRUECOS

Marruecos siempre es un destino al que recurro mucho cuando tengo ganas de un cambio cultural en mis viajes. La distancia entre mi ciudad y el otro continente es relativamente cerca y el cambio cultural especialmente notable. Fez era una de las ciudades de Marruecos por la que sentía especial atracción para visitarla ya que me hablaban tanto de su laberíntica Medina que me apetecía mucho perderme en ella.

FEZ

Para viajar a esta ciudad tampoco necesitas muchos días, así que si vas a visitar el país inclúyela en tu itinerario, no te arrepentirás. Yo la visité en un fin de semana y fui exclusivamente allí, pero si vienes desde un lugar más lejano te recomiendo que la combines con otras ciudades.

Lo primero que te vas a encontrar en la Medina nada más pisarla es a gente autóctona ofreciéndote sus servicios para hacerte de guía. Es cierto que esta Medina es una de las más laberínticas del país, pero se puede hacer perfectamente solo y si te pierdes al final siempre encontrarás como salir de ella.

Nosotros al convertirse en un poco pesadilla la insistencia del guía que ni siquiera nos dejaba caminar porque hasta nos seguía cuando estábamos adentrándonos en la Medina, llegó un momento en el que le dijimos que si, así que visitamos la ciudad con guía.

La puerta Bab Bou Jeloud o puerta azul como algunos la conocen es el acceso principal a la Medina. Atravesando la puerta el camino se bifurca en las dos calles principales de la ciudad, esta zona está llena de comercios y es la más animada.

Fez es un lugar diferente en el que perderse es la mejor opción, de esta manera descubrirás todo lo que esconden sus laberínticas calles. Artesanos haciendo su oficio, cafetines por todos lados donde podrás degustar el maravilloso té marroquí, tiendas repletas de chilabas, alfombras e increíbles lámparas.

fez

Aunque Fez tiene su parte nueva, la Medina es el lugar más pintoresco e interesante de la ciudad. No te pierdas introducirte por los talleres de los alfareros artesanos y forjados. Mantener un poco de contacto con su gente te hará acercarte más a la realidad de los habitantes de esta ciudad.

fez

Una de las visitas más interesantes en Fez es visitar sus curtidurías. La más relevante es Chouwara que compone uno de los panoramas más pintorescos y olorosos de Fez. Es increíble ver las infinitas fosas de colores donde elaboran la piel del cordero, buey, cabra y camello.

curtiduría fez

La curtiduría se encuentra rodeada de casas y tiendas con terrazas a las que podrás acceder para tomar un plano general de este espectáculo de olores y colores, ésta es la imagen más representativa de la ciudad.

curtiduría fez

En la Medina existe una ruta de los artesanos que podrás hacer desde la plaza Boujloud, está señalizada y de esta forma podrás hacerte una idea principal de todo lo que esconde esta Medina.

En tu recorrido te encontrarás con diferentes zocos como el de henna que hay al final de la calle Talaa Kebira donde te sorprenderán los productos farmacéuticos tradicionales que venden. Sus callejones están llenos de riads que son las casas tradicionales en las que podrás alojarte en tu estancia en la ciudad, te recomiendo que te quedes en uno de ellos, algunos son impresionantes.

riads

El Palacio Real está ubicado en el barrio judío de Fez, llamado La Mellah. Se construyó fuera de la Medina debido a su tamaño y es uno de los más grandes y antiguos de Marruecos. Si lo visitas tendrás que conformarte con verlo solamente por fuera y observar las 7 puertas de diferentes tamaños que representan los 7 días de la semana.

Para descansar del ajetreo de la Medina no hay nada mejor como tomar un té en sus cafetines y probar la gastronomía marroquí. Comer una buena pastilla de hojaldre con carne es una de las mejores delicias que podrás degustar, a parte de un buen cous-cous y tajín.

Otro de los lugares imprescindibles de ver en Fez es la Medersa Bou Inania una de las escuelas coránicas mejor conservadas de la ciudad.

Por último intenta llegar a un punto de la ciudad donde puedas observarla desde fuera. Te sorprenderán las casitas agrupadas de color ocre salpicada por minaretes y llenos de antenas de televisión.

Si tienes más días te aconsejo que visites la ciudad de Chefchawen, la perla azul de Marruecos.

 

Comment (1)

  1. Agustina Rosas Baruch 1 mes hace

    El año pasado estuve en este maravilloso país y todo lo que perfecamente describes se que queda corto ante lo bello que es Fez y todo Marruecos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*